Sensibilidad dental: por qué te duele al comer cosas frías

Si alguna vez has sufrido un dolor punzante al comer helado o beber agua fría, puede que estés familiarizado con la sensibilidad dental. Este problema común puede afectar a personas de todas las edades y, aunque puede ser incómodo, hay formas de aliviarlo y disfrutar de tus comidas favoritas sin molestias. En Clínicas Sanium, entendemos la importancia de abordar la sensibilidad dental para garantizar una sonrisa saludable y sin dolor para todos nuestros pacientes. 

¿Qué es la sensibilidad dental?

La sensibilidad dental, también conocida como hipersensibilidad dentinaria, es una condición en la que los dientes experimentan dolor o molestias cuando se exponen a estímulos externos, como alimentos o bebidas frías, calientes, dulces o ácidos, e incluso al cepillarse los dientes o al respirar aire frío. Esto ocurre cuando la capa exterior del diente, el esmalte, se desgasta o se daña, exponiendo la dentina subyacente y los conductos que comunican con los nervios

Causas comunes de sensibilidad dental

La sensibilidad dental puede ser causada por una variedad de factores, incluyendo: 

Cepillado agresivo: el cepillado excesivo o con demasiada fuerza puede desgastar el esmalte dental y exponer la dentina sensible. 

Erosión del esmalte: el consumo frecuente de alimentos ácidos o el rechinar de dientes pueden provocar la erosión del esmalte dental. 

Recesión de las encías: la retracción de las encías puede exponer la raíz del diente, que es más sensible que el esmalte. 

Bruxismo: el rechinar o apretar de los dientes durante la noche puede desgastar el esmalte y aumentar la sensibilidad dental. 

Cómo aliviar la sensibilidad dental

Afortunadamente, hay varias medidas que puedes tomar para aliviar la sensibilidad dental y mejorar tu calidad de vida: 

Usa una pasta dental especial: opta por una pasta dental diseñada específicamente para dientes sensibles, que contiene ingredientes como el nitrato de potasio o el fluoruro de estaño para desensibilizar los nervios dentales. 

Cepíllate suavemente: utiliza un cepillo de dientes de cerdas suaves y cepilla suavemente para evitar dañar el esmalte dental. 

Evita alimentos y bebidas ácidos: limita el consumo de alimentos y bebidas ácidos que puedan erosionar el esmalte dental y aumentar la sensibilidad. 

Usa un protector bucal: si sufres de bruxismo, considera usar un protector bucal durante la noche para proteger tus dientes del rechinar y el apretar. 

Programa una cita con nosotros: no dudes en programar una cita con tu dentista para que pueda evaluar la causa de tu sensibilidad dental y recomendar el tratamiento adecuado. 

En Sanium, te ayudamos

En Clínicas Sanium, entendemos que la sensibilidad dental puede ser una fuente de malestar y preocupación para muchos pacientes. Por eso estamos comprometidos a dar soluciones efectivas y personalizadas para aliviar la sensibilidad dental y mejorar tu salud bucal. Nuestro equipo de profesionales está aquí para ofrecerte el cuidado y la atención que necesitas para disfrutar de una sonrisa saludable y sin dolor. ¡Deja de procrastinar tu visita al dentista! ¡No dudes en contactarnos para programar una consulta hoy mismo! 

La sensibilidad dental puede ser un problema molesto, pero no tienes que sufrir en silencio. Con el cuidado adecuado y la atención profesional, puedes aliviar la sensibilidad dental y disfrutar de tus comidas favoritas sin dolor ni molestias. En Sanium, te ayudaremos a recuperar tu sonrisa y tu calidad de vida. ¡Contáctanos hoy mismo para obtener más información sobre cómo podemos ayudarte a combatir la sensibilidad dental! 

Pide tu cita en nuestras clínicas Sanium y si quieres estar al día de nuestras promociones, de los últimos avances o mantenerte informado de trucos y consejos de salud bucodental, síguenos en redes sociales.

Leave a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *