Blog

¿Te gustaría tener unos dientes sanos y fuertes de los que presumir? Si tu respuesta es sí, tendrás que poner un poco de tu parte. Pero tranquilo, no estás solo, te echaremos una mano. Esto es todo lo que necesitas saber para mantener a raya tu salud bucodental:

  1. Bebés y niños: su sonrisa, tu felicidad

Acostumbrar a que nuestros hijos acudan a las clínicas Sanium desde que son pequeños conlleva  sus beneficios en el futuro. Por un lado, aprenderán hábitos para tener unos dientes sanos, controlaremos que todo marcha bien y, por el otro, perderán, si es que alguna vez lo han tenido, el miedo al dentista. Recuerda que la 1ª consulta, el asesoramiento y el diagnóstico es gratuito.

  1. Prevención, prevención y prevención

No nos cansaremos de repetirlo. Una revisión a tiempo detecta anomalías dentales que tienen una solución más sencilla en sus inicios. Si ignoramos el problema y empeora, el tratamiento puede ser más complicado y costoso para el paciente.

  1. Revisiones periódicas

Dependiendo de algunos factores como la edad o los antecedentes se fijará una frecuencia u otra. Las revisiones regulares comienzan a partir del primer año de vida y, en general, se repiten cada 6 meses en edad adulta. Consúltanos si tienes dudas.

  1. Hábitos de higiene y limpieza

Aprender a cepillarte los dientes correctamente es fundamental, así que no olvides hacerlo después de cada comida y durante al menos 2 minutos. Complementarla con una limpieza dental perlada en nuestras clínicas también puede ser necesario. Además, bajo prescripción médica, ¡es gratis!

  1. ¿Para qué usas tus dientes?

Los dientes nos sirven para masticar los alimentos, hablar y configuran nuestro aspecto. Así que nada de romper hielos, abrir latas o botellas, partir nueces…Cuídalos y dales el uso que se merecen.

  1. Alimentación

La dieta es clave para tener unos dientes sanos. Los alimentos con alto contenido en azúcar como los caramelos, dulces o bollería es mejor evitarlos, mientras que las frutas y verduras deben estar presentes ya que favorecen la limpieza de los dientes de manera natural. También los productos lácteos o ricos en calcio ayudarán a fortalecerlos.

  1. Bebidas

Los refrescos, el alcohol o el café manchan y estropean los dientes. Tómalos en dosis mínimas, tu sonrisa te lo agradecerá.

  1. Tabaco

Los efectos nocivos de fumar son de sobra conocidos por todos. Manchas, dientes débiles o cáncer de boca son algunas consecuencias de este hábito.

  1. Embarazo

¿Sabías que en mujeres gestantes que presentan alguna enfermedad periodontal como la gingivitis aumentan las probabilidades de tener un parto prematuro o bebés con bajo peso? Por eso es recomendable realizar un seguimiento más estrecho.

  1. Enfermedades

La salud bucodental está íntimamente relacionada con otras patologías cardiovasculares o enfermedades como la diabetes. Por eso estos pacientes necesitan un cuidado especial. En nuestras clínicas de Albacete, Hellín o Villarrobledo lo encontrarás.

  1. Deportes

Puede que te parezca increíble que la salud oral influya en el rendimiento deportivo y viceversa, pero así es. Por otra parte, es recomendable que en ciertos deportes donde la fuerza física es protagonista (baloncesto, tenis o fútbol, por ejemplo) se protejan para evitar fracturas.

  1. “Si lo ignoro, no existe”

Desafortunadamente, esto no es así. Si notas cualquier síntoma o molestia por pequeña que sea, comunícanoslo. Ese malestar no va a desaparecer por mucho que lo ignores. Más bien al contrario, el problema se agravará.

  1. Confía en profesionales con experiencia

Déjate asesorar por un equipo de odontólogos con más de 15 años de experiencia en cualquiera de nuestras clínicas con la última tecnología.

Ahora que ya sabes todo lo que necesitas para tener unos dientes sanos no pierdas tiempo y pídenos cita.